jueves, 3 de abril de 2014

Cómo hablo con mi hijo de sexualidad

Consejos muy importantes para hablar con tu hijo de sexualidad 



¿Cuándo debo empezar a hablar a mi hijo de sexo? ¿Por dónde empiezo? ¿Qué debo decirle y cómo? ¿Qué hago si no me siento cómodo? 
En la vida de todo padre llega un momento en el que le toca hablar de sexo con su hijo. Te voy a dar varios consejos para que esa conversación sea lo más productiva y beneficiosa posible para ambos. 
Toma nota: 

¿Cuándo debo hablar con mi hijo de sexualidad? 
No existe un momento perfecto para hacerlo. Nunca es demasiado pronto ni demasiado tarde. Habrá un momento en el que tu hijo empiece a conocer su cuerpo y a preguntar. Ahí es cuando debes permanecer firme y no evadir la pregunta, pero tampoco contestar más de lo que tu hijo pregunte. 
Lo ideal es que le hables a tu hijo de sexo a cuentagotas, en la medida de su curiosidad y la edad que tenga. Para enterarte hasta dónde sabe y qué necesita saber, empieza tú a hacerle preguntas. Así, te enterarás de lo que sabe y podrás contárselo de una manera tranquila y pausada. 
¡Ojo! Si tu hijo sabe más de lo que esperas, no le ocultes nada. Contar algo a cuentagotas no es sinónimo de ocultar o engañar. Paso lento, pero constante. Ser abierto y accesible. ¡Ese es el truco! 

¿Dónde y cómo hablo con mi hijo de sexualidad? 
Lo mejor es buscar momentos de tu vida cotidiana y utilizarlos como ejemplos para empezar la conversación. Una amiga o familiar que está embarazada, alguien que está pasando la pubertad, momentos de alguna película..Detente a buscar qué momentos podrían servirte de ejemplos y úsalos en la conversación. Si notas que te incomodas, recuerda que siempre puedes empezar preguntándole a él lo que sabe y orientar por ahí tus respuestas. 

Consejos que no debes olvidar 
  • No pongas motes a las partes del cuerpo, llámalas por su nombre: el pene es el pene, la mano es la mano, el culo es el culo 
  • Nunca le ocultes nada 
  • No le mientas ni evites el tema 
  • No cuentes historias falsas o inventadas tipo la de la cigüeña o que los niños vienen de París 
  • No hables sólo de los aspectos negativos del sexo como las enfermedades o los riesgos 
  • Háblale de los aspectos positivos como la confianza, la intimidad, el placer, la emoción del momento..

Recuerda que más importante que lo que tienes que decir es la forma de decírselo, la forma en la que tu hijo va a recibir ese mensaje. Por ello, 
  • recuerda que si tu hijo es lo suficientemente maduro como para hacer una pregunta, lo es para recibir una respuesta sincera 
  • no sólo hables, escucha lo que tenga que decir 
  • comparte tus valores, no hay mejor padre que uno en el que se puede confiar 
  • no muestres sorpresa o rechazo nunca 
  • tómalo con la naturalidad y normalidad que se merece 

En definitiva, utiliza el tema del sexo como una manera de acercarte a tu hijo y aumentar la confianza con él. Que vea en ti una figura en la que puede confiar, sentirse seguro y a la que puede preguntar siempre que desee saber algo más. 
Tú eres la mayor fuente de conocimiento e información para tu hijo, aprovéchalo.

¿Ha habido alguna situación en la que tu hijo te haya preguntado sobre sexo y no has sabido cómo reaccionar o qué decir? ¿Crees que tu hij@ mantiene relaciones sexuales y no sabes cómo sacarle el tema? ¿Tuviste ya una charla con tus hijos acerca del sexo y quieres compartir tu experiencia? No dudes en dejar tu comentario preguntando o contando tu historia. Es un placer que podamos compartir opinión y consejos, así que no lo dudes. 
Un saludo y hasta la próxima, Andrea

Vídeos relacionados con Cómo hablar con mi hijo de sexualidad:

martes, 4 de marzo de 2014

¿Cómo hago para no malcriar a mi hijo?

Los 8 mejores consejos para no malcriar a tu hijo 

niña malcriada

No existe una guía de cómo ser el padre perfecto. Y es que cuando somos padres nadie nos dice si estamos educando bien a nuestros hijos. 
Malcriar a un hijo puede desembocar en consecuencias muy negativas para el futuro adulto, sigue estos 8 consejos para no malcriar a tu hijo. 
  • Sé un modelo a seguir 
La principal figura de identidad para un hijo son sus padres. Compórtate como quieres que tu hijo se comporte cuando sea mayor. ¿Cómo quieres que tu hijo trate a las mujeres? ¿a personas desconocidas? ¿a otros familiares? Pues tú eres su maestro, se un buen ejemplo.

  • Pon límites claros y cúmplelos 
Los niños no saben hasta dónde pueden llegar. Ellos van a intentarlo todo, y tú eres la figura que debe decir basta, y seguir a rajatabla lo que dices. El esquema mental del niño lo que más entiende son acciones. A la hora de los límites tienes que actuar, y ser coherente con ello. Sé firme pero no duro, sé justo pero no blando. 

  • Fuera el chantaje emocional 
Los niños juegan mucho con el chantaje emocional. No te rindas a sus súplicas, será mucho peor si lo haces. Explícale el motivo de por qué no se puede hacer lo que él quiere y evita utilizar tú también el chantaje emocional. "Me vas a matar de un disgusto, creía que eras más estudioso"..Puede provocar frustraciones y decepciones en el niño negativas para él.

  • Refuerzo y Castigo 
Es muy sencillo, la técnica que mejores resultados ha dado es refuerzo positivo y refuerzo negativo. Cuando tu hijo haga algo que no está permitido o haga algo que le has dicho que no debe hacer: quítale algo que le gusta (esta tarde no jugará con los amigos, no verá la tele, le quitas su juguete favorito durante un día...). Cuando tu hijo haya cumplido y se haya portado bien, refuérzale dándole algo que le gusta (esta tarde compraremos golosinas, podrás estar 15 minutos más jugando con tu amigo) 

  • Pareja unida jamás será vencida 
Es fundamental para no malcriar a tu hijo que tu pareja y tú estéis de acuerdo en las normas, refuerzos y castigos. Tened una charla sobre ello y aclararlo todo. 

  • No temas decepcionarlo 
Como antes decíamos, tu hijo no conoce los límites. Va a ponerlos a prueba y cuestionarlos con el objetivo de conseguir lo que quiere, y tú no debes alimentar esa falsa necesidad. No te sientas mal si tu hijo llora o se enfada por no conseguir lo que espera. Facilitarle las cosas implica quitarles valor, y tu hijo necesita saber que el mundo no funciona así. Las cosas se ganan con esfuerzo y voluntad y no porque sí, así que no cedas a sus súplicas.
Por ejemplo, si tu hijo quiere una bicicleta estas Navidades, créale un plan de refuerzos con puntos. Cuando llegue a X puntos por haber cumplido con las normas y límites que le has impuesto podrá disfrutar de su bici. Así, estimulas una figura de autoridad sana y además le enseñas el valor de las cosas. 

  • No alimentes falsas esperanzas 
Prometerle cosas que no cumplirás es devastador para tu hijo y para ti. Para tu hijo porque se siente defraudado, engañado y le enseñas que el esfuerzo que ha hecho es en vano. Para ti porque tu hijo ha perdido la referencia que tenía de una persona coherente, cumplidora..en definitiva, una persona que a él le gustaría ser. 

  • Ni la bella ni la bestia 
No enseñes a tu hijo a temerte, no le amenaces. Un hijo temeroso de su padre, es un hijo que no expresa, y un hijo que no expresa es un hijo infeliz. Un padre no es un amigo, pero tampoco un villano. Si tu hijo ve en ti coherencia en tus palabras y acciones, respeto a los demás, empatía le estarás diciendo a tu hijo que eres un padre en el que puede confiar porque eres una persona fiel a sus principios y emociones, y eso es lo que debes ya no enseñar a tu hijo, sino transmitir. 
Benjamin Franklin decía: Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo

Comparte tu experiencia y cualquier duda que tengas, estaré encantada de escucharte y ayudarte en todo lo que pueda. 
Un saludo y hasta la próxima, Andrea. 

Vídeos relacionados con Los 8 mejores consejos para no malcriar a tu hijo:


Temas relacionados con Los 8 mejores consejos para no malcriar a tu hijo:

martes, 4 de febrero de 2014

Cómo saber si mi hijo es hiperactivo

Ayuda para mi hijo hiperactivo

Hasta un 40% de los niños con TDAH también lo tienen de mayores. Así lo confirman las investigaciones que se han realizado a lo largo del tiempo en el estudio del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Aunque comúnmente es conocido como hiperactividad, las características de esta enfermedad también abarcan síntomas de impulsividad y falta de atención. 

El manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM), empleado mundialmente por psicólogos y psiquiatras recoge los siguientes criterios para el diagnóstico de TDAH:
A. Seis (o más) de los siguientes síntomas de desatención han persistido por lo menos durante 6 meses con una intensidad que es desadaptativa e incoherente en relación con el nivel de desarrollo: 
Desatención 
  • a menudo no presta atención suficiente a los detalles o incurre en errores por descuido en las tareas escolares, en el trabajo o en otras actividades 
  • a menudo tiene dificultades para mantener la atención en tareas o en actividades lúdicas 
  • a menudo parece no escuchar cuando se le habla directamente 
  • a menudo no sigue instrucciones y no finaliza tareas escolares, encargos, u obligaciones en el centro de trabajo 
  • a menudo tiene dificultades para organizar tareas y actividades 
  • a menudo evita, le disgusta o es renuente en cuanto a dedicarse a tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido (como trabajos escolares o domésticos) 
  • a menudo extravía objetos necesarios para tareas o actividades  
  • a menudo se distrae fácilmente por estímulos irrelevantes 
  • a menudo es descuidado en las actividades diarias 
B. Seis (o más) de los siguientes síntomas de hiperactividad-impulsividad han persistido por lo menos durante 6 meses con una intensidad que es desadaptativa e incoherente en relación con el nivel de desarrollo: 
Hiperactividad 
  • a menudo mueve en exceso manos o pies, o se remueve en su asiento 
  • a menudo abandona su asiento en la clase o en otras situaciones en que se espera que permanezca sentado 
  • a menudo corre o salta excesivamente en situaciones en que es inapropiado hacerlo 
  • a menudo tiene dificultades para jugar o dedicarse tranquilamente a actividades de ocio 
  • a menudo «está en marcha» o suele actuar como si tuviera un motor 
  • a menudo habla en exceso
Impulsividad 
  • a menudo precipita respuestas antes de haber sido completadas las preguntas 
  • a menudo tiene dificultades para guardar turno 
  • a menudo interrumpe o se inmiscuye en las actividades de otros (p. ej., se entromete en conversaciones o juegos) 
C. Algunos síntomas de hiperactividad-impulsividad o desatención que causan alteraciones estaban presentes antes de los 7 años de edad. 
D. Algunas alteraciones provocadas por los síntomas se presentan en dos o más ambientes (p. ej., en la escuela [o en el trabajo] y en casa). 
E. Deben existir pruebas claras de un deterioro clínicamente significativo de la actividad social, académica o laboral. 
F. Los síntomas no aparecen exclusivamente en el transcurso de un trastorno generalizado del desarrollo, esquizofrenia u otro trastorno psicótico, y no se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental.

Antes de finalizar me gustaría recordar una cosa: las personas no son enfermedades, y tu hijo no es hiperactivo; tu hijo no es un vago; tu hijo no es malo. Simplemente, tu hijo tiene una enfermedad cuyos síntomas son la falta de atención, la impulsividad y la hiperactividad. Con esto te digo que siempre recuerdes a quien tienes delante: a tu hijo, no a una enfermedad. 
Si observas que tu hijo cumple gran parte de los síntomas mi recomendación como psicóloga es que busques un psicólogo o bien informes al colegio. 

¿Quieres ampliar más información del TDAH? ¿Conocías este trastorno antes? ¿Conoces la polémica que hay a su alrededor? Comparte tu experiencia y opinión acerca del TDAH, ya sabes que es un placer para mí que hablemos acerca de ello. 
Un saludo y hasta la próxima, Andrea. 

Vídeos relacionados con Cómo saber si mi hijo es hiperactivo: 


Temas relacionados con Cómo saber si mi hijo es hiperactivo:
 

martes, 7 de enero de 2014

15 pistas para saber si tu hijo fuma marihuana

Cómo saber si mi hijo fuma porros 



  • Consumir marihuana en la adolescencia reduce la inteligencia 
  • El consumo de marihuana antes de los 18 años ocasiona lesiones mentales
  • Más del 40% de los jóvenes reconoce haber probado al menos una vez la marihuana 
Con todos estos datos más que demostrados en distintas y numerosas ocasiones es más que normal que los padres se preocupen por si su hijo consume drogas, concretamente por si sus hijos consumen marihuana, la droga más habitual entre los adolescentes. Es por ello que creo necesario compartir una serie de pistas o indicios para comprobar si tu hijo fuma marihuana.

Cómo saber si mi hijo fuma marihuana 
  • ojos muy rojos y brillantes, como llorosos (ojo con esta, porque muchos adolescentes han aprendido que el colirio reduce la rojez ocular, por lo que atención si encuentras colirio a tu hijo...) 
  • tiene una risa tonta dibujada en la cara 
  • se ríe por cosas tontas o insignificantes 
  • se comporta desinhibidamente 
  • tiene mucho más apetito de lo habitual 
  • está más sociable que lo habitual, con muy "buen rollito" con la gente 
  • tiene dificultad para recordar hechos recientes 
  • no es capaz de mantener una conversación seria 
  • tiene la cara con expresión cansada, donde las ojeras se le notan mucho 

Además, estate muy pendiente de si: 
  • hace apología a la filosofía rasta o al cantante Bob Marley 
  • tiene posters y pegatinas de la hoja de la marihuana
  •  nada más llegar a casa se lava las manos, se pone colonia o se cambia de ropa 
  • tiene el dedo índice y pulgar amarillos 
  • siempre llega comiendo chicle 
  • procura no dejar el bolso o la mochila en sitios públicos de la casa

 Ahora ya sabes las pistas más importantes para averiguar si tu hijo fuma marihuana, pero ¿tienes alguna duda que quieras aclarar? ¿te has enterado que tu hijo fuma marihuana y no sabes qué hacer? ¿quieres compartir tu experiencia con la marihuana? No dudes en preguntar cualquier duda que tengas o en compartir tu experiencia, será un placer para mí poder ayudarte y que juntos encontremos la solución óptima. Un abrazo y hasta la próxima, Andrea. 


Temas relacionados con 15 pistas para saber si tu hijo fuma marihuana:

lunes, 16 de diciembre de 2013

Adolescentes embarazadas

Embarazo en la adolescencia 
El embarazo adolescente es aquél que ocurre en mujeres de 19 años o menos. Es cierto que hasta 1990 la tasa de embarazadas en adolescentes no paró de crecer debido a la situación sociocultural que se vivía por entonces. No obstante, con la "normalización" del preservativo y la aparición de otros métodos anticonceptivos, la tasa de embarazo adolescente empezó a disminuir a unos niveles más moderados. Entre los países desarrollados, E.E.U.U y Reino Unido son los que cuentan con mayores niveles de embarazadas adolescentes. 

Causas del embarazo adolescente 
Los tiempos han cambiado. Antes las causas de que hubieran adolescentes embarazadas eran otras: la sexualidad era concebida de forma distinta, inicio precoz en las relaciones, la importancia del matrimonio, no había educación sexual, desconocimiento de métodos anticonceptivos, etc. 

Sin embargo, hoy en día, y a pesar de contar con muchísimos avances y mucha información, la tasa de adolescentes embarazadas sigue siendo un dato preocupante. Todo apunta a que las causas de que los embarazos en adolescentes no disminuyan son de tipo sociocultural ya las adolescentes que más acuden a los hospitales para dar a luz pertenecen a un grupo sociocultural medio-bajo o bajo. ¿Por qué? 
  • difícil acceso a información sexual 
  • difícil acceso a anticonceptivos 
  • creencias 
  • normalidad en las relaciones precoces 
  • mayor probabilidad de tener padres adolescentes 
¡Pero cuidado! porque se han comprobado pocas diferencias entre las adolescentes de distintos grupos socioculturales. En definitiva, no existen diferencias en cuanto a grupos socioculturales a la hora de los embarazos, pero sí a la hora de los partos. 
Esto se explica porque las personas de grupos socioculturales medios y medio-altos tienen más probabilidades de acceder y costear las distintas maneras de interrumpir un embarazo que hay actualmente. 

Consejos para padres de adolescentes embarazadas
Si te acabas de enterar que tu hija o hijo va a ser padre adolescente, aquí te dejo una serie de consejos que te ayudarán a asimilar y controlar la situación. 
  • Lo primero de todo, no juzgues a tu hijo 
  • Siéntate a escucharlo y entérate qué va a querer hacer (hacerse cargo de la criatura, interrumpir el embarazo, darlo en adopción...)
  • Escucha las razones de su decisión 
  • No te culpes. Quedarse embarazada no es un delito ni un pecado, y vuestra educación no ha sido la culpable de que pase eso. Simplemente las cosas han pasado así y ahora os toca a vosotros, como padres, demostrar templanza y responsabilidad. 
  • Independientemente de lo que sientas, tu hija te necesita ahora más que nunca, así que apóyala para que no se sienta sola 
  • No malgastes energía pensando en cómo pudo haber pasado, limítate a pensar en lo que está pasando ahora y en cómo hacer que todo salga lo mejor posible para todos 
  • Sé fiel a tus emociones y no te engañes a ti mismo. 
  • Tienes todo el derecho del mundo de sentir enfado y rabia, incluso desilusión. Estas reacciones son muy comunes y es probable que al principio tengas una mezcla de emociones difícil de manejar. Pero la realidad es que debes aprender a manejarlas y superarlas por el bien de tu hija y del bebé que hay en camino 
  • Buscar apoyo y opinión de un tercero es muy recomendable. Incluso no está de más el apoyo de un profesional psicólogo para que todos los miembros de la familia sepan gestionar la situación lo mejor posible desde su posición.

¿Quieres ampliar información acerca de algo referido a las Adolescentes embarazadas? ¿Eres padres de una adolescente embarazada y no sabes qué hacer? ¿Te has quedado embarazada siendo adolescente y quieres contar tu historia? ¿Piensas que es correcto que las adolescentes aborten? ¿Por qué? ¿Cuál crees que es la causa de que las adolescente sigan quedándose embarazadas a pesar de tener los avances que tenemos? No dudes en dejar tu comentario comentando o contándonos cuanto quieras. 
Estaré encantada de escucharte y de poder ayudarte, siempre que así lo desees. 
Un abrazo y hasta la próxima, Andrea. 

Vídeos relacionados con Adolescentes embarazadas: 

Temas relacionados con Adolescentes embarazadas:

viernes, 8 de noviembre de 2013

Cómo mejorar la vida familiar

Cómo mejorar mi vida familiar 
familia feliz comiendo junta alrededor de la mesa

A veces la relación con los adolescentes no se hace fácil por no seguir ciertos hábitos de vida familiar. Hemos seleccionado varios consejos para mejorar la vida familiar y así poder favorecer y enriquecer la comunicación entre padres e hijos. 


  • Controla el estrés
Los hijos no deben cargar con las preocupaciones de los padres. Ellos ya tienen suficiente para hacer frente al hecho de ser niños o adolescentes. En lugar de compartir los problemas con ellos, aprovecha ese tiempo para disfrutar de ellos y no dejes que tus problemas de fuera te afecten cuando estás cerca de tus hijos. Para lograrlo, es aconsejable soltar todo ese estrés antes de estar con ellos yendo al gimnasio, volver andando a casa, leyendo un buen libro, etc. Lo que sea necesario con tal de llegar a casa con una actitud positiva y una cara agradable. 

  • Predica con el ejemplo 
Un padre con éxito está por encima del viejo dicho "haz lo que digo, pero no lo que hago". Debe ser firme pero razonable y lógico al mismo tiempo. Lo mismo ocurre con la relación entre los padres: se debe evitar discutir delante de los hijos y mostrar una actitud de respeto y cariño entre la pareja. En definitiva, debe mostrar los valores que quiere o espera que sus hijos sigan cuando sean adultos. 

  • Se coherente. 
Debe procurar hacer lo que dice que va a hacer. Cada niño merece creer que tiene un padre en el que se puede confiar. Si su hijo cree en usted, la confianza surgirá pronto y eso ayudará a otros aspectos de la relación padre-hijo. Otro punto importante es la consistencia de la disciplina. Es fundamental tener una estructura y unos límites claros, y además ser consecuente con ellos. El programa de refuerzo y castigo da muy buenos resultados y ofrece al niño una visión de las normas y hábitos de la vida familiar. 

  •  Involúcrate
No es necesario hacer viajes o comprarle juguetes caros para que sus hijos perciban que están involucrados con ellos. Actividades más de la vida diaria como ver la televisión con él o preguntarle acerca de cómo le ha ido en el colegio o conocer sus intereses y amigos hará que aumente la confianza en usted y a la vez irá creando una disposición a que su hijo comparta cualquier duda o cuestión que le pueda surgir sin miedo a ser juzgado. Todo ello le dará más oportunidades para guiar a sus hijos y mantenerlos fuera de problemas ya que verán en usted una figura de autoridad pero lógica y consecuente y a la vez cariñosa y afectiva.

  • Recreo familiar
Es fácil asumir que el fin de semana es para tiempo familiar, pero se ha demostrado que hacer una programación en familia con actividades y cosas que se piensan hacer el fin de semana crea unos vínculos muy positivos y sanos entre padres e hijos y además ayuda a que ellos mismos desarrollen sus propios planes sociales. 

  • Enseñanza 
Aprender algo nuevo aumenta la confianza en uno mismo además de ser muy divertido. Sus hijos ya tiene profesores en el colegio que les enseñan pero no está de más que nosotros, como padres, enseñemos también a nuestros hijos cualquier cosa. ¿Sabe tocar algún instrumento? ¿Es un maestro del ajedrez? Cualquier cosa que sepa hacer servirá como enseñanza a su hijo y eso no sólo le aportará el conocimiento de una habilidad, sino que además siempre recordará quién se lo enseñó. 

  • Crea rituales familiares 
Establecer ciertos rituales como sentarse todos alrededor de la mesa a cenar, la lectura de un cuento en familia antes de dormir, o ver un programa de televisión todos juntos son hábitos que ayudan a que los niños perciban y valoren la importancia de la estructura familiar y además se disfruta mucho haciéndolo. 

El valor de un buen padre padre a veces se pasa por alto. Sin embargo, hay ciertas cosas tan claras como que un padre hará todo lo posible para la felicidad de su hijo, e intentará proporcionar todas las herramientas de las que dispone para que lleguen a ser personas completas y autosuficientes.

Vídeos relacionados con Cómo mejorar la vida familiar:




Temas relacionados con Cómo mejorar la vida familiar:

miércoles, 31 de octubre de 2012

Adolescentes con personalidad

¿Qué es la personalidad?
La personalidad ha sido y sigue siendo a día de hoy un tema que suscita mucho interés en el mundo de la investigación psicológica. Varias son las teorías que intentan explicar la personalidad, pero todas ellas tienen algo en común, y es que consideran a la personalidad, en definitiva, como el resultado de los aspectos cognitivos, motivacionales y emocionales del ser humano que caracterizan y describen su comportamiento.

La personalidad en el adolescente
Es bien sabido por la Psicología que hay ciertos componentes de la personalidad que se heredan, es decir, que hay adolescentes que tienen más probabilidad de desarrollar ciertos rasgos de personalidad que otros adolescentes que se han criado bajo las mismas circunstancias. Esto es lo que los psicólogos llaman temperamento.
Sin embargo, se ha demostrado que son las variables del entorno donde se desenvuelve el adolescente las que van a determinar el desarrollo de unos rasgos de personalidad u otros, provocando esto a su vez el desencadenamiento de procesos y conductas en el adolescente que van a estar presentes durante todo su desarrollo adulto. Todo ello es lo que los psicólogos llaman carácter.

El carácter, al estar determinado por el entorno, es el que precisamente se puede moldear y modificar. Por ello, las relaciones que el adolescente tiene con su entorno familiar y con los grupos sociales con los que se relaciona son las que van a determinar la personalidad del adolescente.

Los padres y la personalidad de sus hijos
Erik Erikson, prestigioso psicólogo evolucionista, habla en su teoria psicosocial de diversas etapas por las que pasa un ser humano a lo largo de su vida. Para el adolescente reina la confusión ya que sin ser él consciente está dejando de ser un niño para pasar a ser un adulto. De ahí que la tarea primordial para el adolescente sea la búsqueda de su propia identidad y luche contra la confusión que todo este proceso de cambio le produce.
Todo ello lleva al adolescente a experimentar cosas nuevas con el fin de conocerse a sí mismo y saber qué es lo que realmente le motiva y le estimula a seguir. El papel de los padres en todo ello, aunque secundario, sigue siendo esencial.
  • unas normas y límites claramente establecidos
  • unos referentes constructivos
  • un acompañamiento sin juzgar
  • unas correciones a tiempo
son necesarios para que el adolescente desarrolle una personalidad segura y evitará un deterioro personal en su futuro como adulto. Siguiendo todo ello, se conseguirá como apuntan los psicólogos, que la adolescencia no sólo no tenga tantos sobresaltos, sino que la relación que se configure entre los adolescentes y sus padres sea enriquecedora y constructiva.

Y es que como bien dice el escritor Groothoff:
"Las relaciones entre padres e hijos son irreversibles. Los padres han de existir para sus hijos, y no éstos para aquéllos. Luego, para esos hijos surgirá el deber de existir, a su vez, para sus propios hijos, cosa que les será posible únicamente porque tuvieron unos padres que existieron para ellos. Esta relación irreversible entre padres e hijos es la fuente de la hominización; se experimenta el amor y se enseña a amar, uno es tratado responsablemente y enseña a ser responsable”

Temas relacionados con Adolescentes con personalidad
Normas y límites para adolescentes
Adolescentes Rebeldes
Resolver problemas de comunicación con adolescentes
Cómo motivar a los adolescentes
Adolescentes y Medios de Comunicación

miércoles, 29 de agosto de 2012

Efectos de la marihuana en adolescentes

Adolescentes y marihuna: Fumar marihuana durante la adolescente afecta a la inteligencia

Un estudio realizado en Nueva Zelanda en una muestra de 1037 adolescentes durante 25 años ha demostrado, tras numerosas pruebas y test de inteligencia realizadas a niños con 13 años antes de que hubiesen estado en contacto con la marihuana y, realizadas las mismas pruebas 25 años después, cuando éstos tenían 38 años ha demostrado que existe pérdida de inteligencia cuando los jóvenes consumen marihuana durante la adolescencia.

A lo largo de este estudio se han barajado distintas hipótesis y se comprobó que el 5% de la muestra ha fumado hierba durante la adolescencia disminuye hasta 8 puntos el coeficiente intelectual. Y, es más, aunque los adolescentes dejen de fumar droga este déficit intelectual perdura tras abandonar el vicio.

Susan Tapert, neuropsicólogo de la Universidad de California en estudios anteriores explicó la química del cerebro y la vulnerabilidad a los efectos de esta hierba sobre el cerebro de los adolescentes. Esto se debe a que durante esta etapa de maduración se están conformando las conexiones neuronales, la corteza prefrontal, las regiones críticas para el aprendizaje, la planificación y la memoria y, esta regiones pueden absorber el ingredientes activo de la hierba.

En definitiva y tal como han reflejado diferentes estudios sobre el consumo de cannabis y marihuna en los adolescentes, fumar hierba en esta etapa reduce la capacidad intelectual, limita la oportunidades de futuro limiando la capacidad de aprendizaje y memoria; y suele resultar más complicado el ejercicio de entrenamiento del cerebro, ya que la falta de atención también aumenta.

Estudio publicado por la revista Preceedings de la Academia Nacional de Ciencias el 27 de Agosto de 2012

Enlaces relacionados con Adolescentes y marihuana: 

martes, 21 de agosto de 2012

Adolescentes Bullying

Alrededor de un 10% de los adolescentes confiesan que han sufrido o sufren conductas de bullying en alguna ocasión,y es que este fenómeno ha causado ya numerosos daños entre los adolescentes, llegando incluso en algunos casos al suicidio. 

¿Qué es el Bullying? 
Según el psicólogo especializado en violencia escolar, Dan Olweus, el bullying se define como: 
  • tipo de conducta dirigida a hacer daño 
  • repetida en el tiempo 
  • se produce en el seno de una relación interpersonal caracterizada por un desequilibrio de poder y de fuerzas 
  • donde la víctima difícilmente puede salir por sus propios medios 

Hay distintos tipos de bullying 
  • bullying físico: empujones, patadas, puñetazos, agresiones con objetos... 
  • bullying verbal: es el más frecuente. Se traduce en insultos y motes principalmente aunque también son frecuentes los menosprecios en público o el estar resaltando de forma constante un defecto físico. bullying psicológico: está en todos los tipos de bullying y son acciones encaminadas a minar la autoestima del adolescente y fomentar su sensación de inseguridad y temor. 
  • bullying social: pretende aislar al adolescente del resto del grupo y dejarlo en una mala posición. Se le conoce como bullying indirecto. 

Lo más frecuente es que se de la combinación de varios tipos de bullying, y no uno solo. 

¿Cómo saber si mi hijo sufre bullying? 
En el bullying, al igual que en otro tipo de agresiones, la víctima se culpabiliza, se avergüenza y se calla por eso es muy probable que el adolescente no confiese. 

Es muy importante observar: 
  • si tiene lesiones 
  • si su ropa está rota 
  • si utiliza prendas de ropa para taparse brazos o piernas 
  • si tiene cambios bruscos de personalidad 
  • si está triste o deprimido 
  • si tiene problemas para dormir 
  • si tiene dolores físicos como dolor de barriga o de cabeza 
  • si se muestra con pocas ganas de ir al colegio o al instituto 
  • si ya no quiere salir con los amigos 

Sufrir bullying es una cuestión muy seria y grave que puede desembocar en consecuencias terribles para quien la vive y para los que están a su alrededor.

Si usted sospecha que su hijo sufre bullying: 
  • hable con él 
  • permítale expresar sus sentimientos 
  • no le presione ni le juzgue 
  • hable con el centro y los profesores 
  • sugiérale la idea de acudir a un psicólogo 

Temas relacionados con Adolescentes Bullying: 
Diagnostica Depresión en adolescentes 
Adolescentes que no quieren estudiar 
Resolver problemas de comunicación con adolescentes 
Adolescentes Rebeldes 
Adolescentes Agresivos
Adolescentes Asperger

viernes, 3 de agosto de 2012

Adolescentes Asperger

Dificultad para relacionarse con sus iguales, dedicación casi obsesiva a un interés en particular y falta de empatía son algunas señales para sospechar que nos encontramos ante un Adolescente con Asperger.


¿Qué es el Síndrome de Asperger?
El Síndrome de Asperger es un trastorno generalizado del desarrollo que afecta a varias áreas del desarrollo de una persona como son:
  • habilidades sociales
  • comunicación no verbal
  • presencia de comportamientos e intereses estereotipados y repetitivos
El Síndrome de Asperger comienza en los primeros años de vida y afecta a más hombres que mujeres.
La diferencia con el Trastorno Autista, que también es un trastorno generalizado del desarrollo, reside en que en el Síndrome de Asperger no hay retraso en el desarrollo del lenguaje.
Los Adolescentes con Asperger se comunican verbalmente mediante el lenguaje, mientras que los Adolescentes Autistas tienen un gran retraso en el área de la comunicación verbal.

Características de un Adolescente con Asperger
El Síndrome de Asperger puede manifestarse de diversas formas dependiendo de la personalidad del adolescente, de la genética, del entorno...pero hay ciertas características que son comunes a todos los Adolescentes con Asperger:
  • no hacen contacto ocular
  • no reconocen expresiones faciales 
  • no reconocen posturas corporales
  • son incapaces de mantener relaciones con sus iguales
  • son perfeccionistas y muy metódicos
  • hacen una interpretación literal del lenguaje: no entienden expresiones como puede ser "hace un día de perros" o cualquier otra metáfora.
  • emplean un lenguaje pomposo
  • no comparten intereses o disfrutes con otras personas
  • no toleran el fracaso
  • falta de sensibilidad y empatía hacia los demás
  • se preocupan de manera absorbente por patrones de interés estereotipados
  • adhesión inflexible a rituales específicos
  • manierismos motores repetitivos (sacudir o girar las manos o los dedos, movimientos corporales...)
  • preocupación permanente por partes de objetos 
  • NO hay retraso cognitivo

¿Cómo afecta el Síndrome de Asperger a los Adolescentes?
La adolescencia ya de por sí es una etapa complicada y llena de fuertes emociones donde los cambios que se producen en ella pueden ser estresantes para los adolescentes.
Si ya para un adolescente es compleja, para un Adolescente con Asperger lo es aún más, ya que estos cambios pueden dar lugar a graves consecuencias como son trastornos de ansiedad y depresión.
Su incapacidad para relacionarse con los demás, para reconocer aspectos como son expresiones verbales y faciales, etc, provocan en las demás personas aprensión y rechazo  haciendo más difícil aún que los Adolescentes con Asperger se sientan cómodos en el entorno en el que se desenvuelven.
No debe de ser fácil para el que lo vive sentirse como un incomprendido, y más todavía si eres un adolescente.
Debe quedar claro que los Adolescentes con Asperger no son antipáticos o maleducados, no es que sean desobedientes o egocéntricos; sencillamente toman una manera diferente de hacer las cosas.
Que sea diferente no significa que sea malo.

Algunas pautas para padres de Adolescentes con Asperger
  • Que haya unos hábitos bien establecidos
  • Rutina en estos hábitos ya que mejorarán el aprendizaje y el estado de ánimo 
  • Fomentar la seguridad en sí mismo con actividades rutinarias y motivadoras
  • Incrementar intensidad de las tareas de manera gradual
  • Evitar tareas que se sospeche que no puede realizar

Temas relacionados con Adolescentes Asperger:




miércoles, 25 de julio de 2012

Adolescentes Agresivos

Adolescentes Agresivos y Adolescentes Violentos

La agresividad entre los adolescentes es, sin duda, un tema que ha preocupado y todavía preocupa a padres y educadores. El número de adolescentes agresivos en nuestra sociedad se ha visto aumentado en el último tiempo de una manera sorprendente.


¿Qué es la Agresividad?
En numerosas ocasiones, y desde distintos enfoques, se ha intentado explicar qué es la agresividad y contrariamente a lo que mucha gente opina, la agresividad no siempre implica violencia.


La agresividad se puede expresar de tres maneras diferentes según los especialistas en conducta adolescente Josep Cornellà y Àlex Llusent:

  •  Agresividad Adaptativa: entendida como una respuesta fisiológica esperable en determinados contextos. Se trataría de una función de superviviencia, presente también en el reino animal.
  • Agresividad Maladaptativa: se trata de una agresividad desinhibida o no regulable. La respuesta del sujeto no es proporcional al estímulo que la causa.

La Agresividad Maladaptativa es la que mayor preocupa a padres y educadores puesto que ésta surge sin una causa "aparente" y sin motivo alguno. Se trata de una manifestación en el adolescente debido a fallos internos de origen psicológico.
De ahí que la Agresividad Maladaptativa sea la que más probabilidad tiene de desembocar en violencia.
Y es que no todo comportamiento agresivo es criminal, pero en el caso de que éste se haga violento, sí pasa a serlo.


Agresividad y Violencia
El cerebro durante la adolescencia está en un momento muy sensible a la influencia de su entorno, a la baja autoestima y a la ansiedad. La adolescencia es un duro camino para el que lo vive repleto de cambios y confusiones que no hacen otra cosa que incrementar el malestar que ya de por sí viven los adolescentes.
Es por ello que los adolescentes sean más propensos en esta etapa a conductas agresivas.

Sin embargo, lo realmente preocupante para los padres es que el comportamiento agresivo de su hijo pase a ser violento. Está aquí lo verdaderamente alarmante: la violencia.


¿Qué es la violencia?
El elemento básico de la violencia es el daño, ya sea físico o psicológico. Por ello, se hablarán de conductas violentas en los adolescentes cuando de una manera intencionada se hace uso de la fuerza con fin de causar lesiones, muerte y/o daños físicos y psicológicos.
  • Empujar
  • Arañar
  • Golpear
  • Abofetear
  • Dar puñetazos
  • Pegar patadas
  • Amenazar con objetos
Son algunos ejemplos de manifestaciones violentas por parte de adolescentes que tan graves consecuencias generan para ellos y para su entorno, sobre todo para sus padres.


¿Qué puedo hacer con mi hijo violento?
  • ¿Existe realmente un problema?
No es fácil para los padres contestar a esta pregunta. Se debe conocer el límite donde termina una conducta agresiva (habitual en los adolescentes) y donde comienza una conducta violenta.
¿Cómo?
Los padres deben tener en cuenta tres características cuando se de en su hijo un comportamiento violento:
  1. Duración del comportamiento violento.
  2. Intensidad del comportamiento violento
  3. Número de veces que se da el comportamiento violento
Estas tres características juegan un papel directamente proporcional con la violencia, esto es, a mayor duración; a mayor intensidad o a mayor número de veces del comportamiento violento, mayor problema existe en el adolescente. Por ello, más preocupados deben estar los padres por el desarrollo y evolución de su hijo.
  • Que interrumpa el desarrollo evolutivo del adolescente.
  • Que cree malestar significativo para el adolescente a nivel personal, familiar, escolar y/o social.
  • Que cree malestar significativo para el entorno del adolescente a nivel personal, familiar y/o social.
Son indicadores para que los padres se mantengan alerta de la conducta de su hijo, pues ésta puede llegar a desarrollarse en una grave enfermedad para el adolescente con serias consecuencias.

  • Disminuir factores de riesgo que puedan provocar conductas violentas.
¿Cómo?
Ante todo COMUNICACIÓN con su hijo.
La comunicación entre padres e hijos es básica para una relación sana en la familia.
Los padres no son amigos, son padres. Pero tampoco son detectives, por ello es productivo establecer un vínculo de confianza con su hijo para que éste no se avergüence o tema compartir con usted preocupaciones, pensamientos, preguntas acerca de su vida, acerca de sus relaciones con los amigos, acerca del instituto...

Después de la dependencia hacia los padres que reina en la infancia, es difícil y duro para algunos padres dejar en las manos de su hijo adolescente la responsabilidad de crecer, de madurar, de formarse como persona y buscar su identidad.

Y no hay manera más enriquecedora para un adolescente que sus padres tomen el papel de acompañantes en ese duro camino como es la adolescencia.Educarles, informales, enseñarles y mostrarles las cosas sin tapujos, siendo sinceros en todo momento con el objetivo de que sean ellos mismos los que creen su propia conciencia de todo aquello cuanto les rodea y  formen una opinión con criterio suficiente como para saber absorber todo aquello que les aporta cosas positivas y discriminar aquello que colabore a generar cosas negativas.

Como dijo Peter Usinov, " los padres son los huesos con los que sus hijos afilan sus dientes".

Temas relacionados con Adolescentes Agresivos:

viernes, 13 de julio de 2012

Adolescentes y Medios de Comunicación

En primer lugar es necesario señalar que hay diferentes tipos de medios de comunicación:
  •    Medios Masivos: son los conocidos como medios en masa porque llegan a la población de forma masiva. Pueden producir cambios culturales a gran escala, tanto positivos como negativos.     
  •   Medios Auxiliares o complementarios      
  •   Medios Alternativos

Aquí hablaremos de los medios masivos debido a que son los que más afectan a los adolescentes.
Los Medios Masivos a la vez se dividen a la vez en:
  •         Televisión
  •          Radio
  •          Periódico y Revistas
  •          Internet
  •         Cine

Los medios de comunicación masiva bombardean a la población y concretamente a los adolescentes, aprovechando la incertidumbre y curiosidad que en ellos reina para moldearlos al antojo de la sociedad.  Aunque son cinco los tipos de medio de comunicación masiva que llegan a nuestros hijos, son especialmente dos por lo que los padres deben preocuparse: la televisión e internet.


La TELEVISIÓN e INTERNET

Es innegable que la televisión y el internet  son poderosos instrumentos de socialización juvenil cuyos objetivos son el de intervenir en la definición de los significados simbólicos y el de controlar.

Los adolescentes juegan un papel de mercancía de la sociedad de consumo. Por ello, yo calificaría a la televisión y a internet  como armas de doble filo.

Por un lado, si son empleadas sabiamente son herramientas que sirven para informar y enseñar. Gracias a ellas hoy día podemos comunicarnos con todo el mundo y saber qué ocurre en cada país y en cada momento. Son una inmensa fuente de información con contenidos lúdicos e inmensamente interesantes de gran utilidad en la vida diaria que amplían los horizontes y conocimientos de todo aquello que se desee.

Sin embargo, también son armas capaces de modificar conductas, pensamientos e incluso creencias.  Son una fuente de información en la que abundan contenidos realmente negativos e incluso ilegales que no hacen otra cosa que confundir y crear hábitos insanos a la población en general pero el grupo de mayor riesgo son los adolescentes.


¿Por qué los adolescentes son el grupo de mayor riesgo?

Como anteriormente se mencionaba, los adolescentes juegan un papel de mercancía de la información. Sirven de puente entre ellos, sembrando así semillas y dejando que otorguen frutos que los envenenan a ellos y a su entorno.           
                                                                                                                                     
Muchos adolescentes identifican el mundo real con lo que observan en la televisión e internet. De ahí que la reiterada exposición de violencia, la explotación del sexo y el placer o los modelos estereotipados que se presentan provocan en los adolescentes una grave distorsión de valores desembocando en comportamientos violentos y de riesgo como las relaciones sexuales precoces; dando como resultado un incremento de embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual entre los adolescentes.

Por ello, el problema viene cuando los adolescentes no saben o no pueden distinguir entre aquello que les aporta algún bien o que le es dañino.

Aunque la influencia que la televisión e internet causa en nuestros hijos es peligrosamente excesiva, es papel de los padres acompañar a sus hijos en este proceso ayudándolos a establecer principios y valores sanos.


¿Qué pueden hacer los padres al respecto?

  • Ante todo, COMUNICACIÓN. Los Psicólogos recomiendan apostar por el diálogo en lugar de controlar en secreto la actividad de los hijos en internet 
  • Hablarle sobre la diferencia entre hechos y opiniones. Los adolescentes han de ser conscientes que no todo lo que ven en televisión e internet es necesariamente cierto 
  •  Promover el ver la televisión juntos 
  •  Procurar que no tenga televisión u ordenador en su habitación 
  • Criticar lo negativo y halagar lo positivo 
  •  Sugerirle programas de televisión 
  • Hablar con él sobre el propósito del aspecto comercial en los anuncios 
  • Intentar no ver la televisión durante las comidas aprovechando los momentos para el diálogo 
  •  Buscar alternativas de entretenimiento 
  •  Dar buen ejemplo



Y es que a fin de cuentas la televisión y el internet  son inventos relativamente nuevos. ¿No se hacía nada antes de que existieran?...Claro que sí, ¡muéstreselo a su hijo!


Temas Relacionados con Adolescentes y Medios de Comunicación:

miércoles, 11 de julio de 2012

Adolescentes Rebeldes

Es bien sabido que la adolescencia es una etapa de cambios, con continuos conflictos que el adolescente debe superar tomando decisiones que no siempre sabe en qué van a desembocar; sintiendo la necesidad de experimentar todo aquello que le suscita interés.

Es un intento de búsqueda de identidad, una necesidad de formarse como seres únicos buscando una autonomía que les haga sentir fuertes ante la incertidumbre del crecer.
Por ello, no es de extrañar que en ocasiones la adolescencia sea dura tanto para el joven que la vive como para sus padres.

Es habitual que los adolescentes no se comporten siempre como sus padres o la sociedad espera, pero no por ello deben ser estigmatizados como seres antisociales. Adolescencia y rebeldía son términos directamente relacionados; está en su naturaleza de adolescente ser rebelde. Son los llamados adolescentes rebeldes.

No obstante, que la rebeldía sea habitual en la adolescencia no quita importancia al hecho de que ésta, en grandes dosis llega a ser preocupante para los padres.

¿Cuándo deben preocuparse los padres de la rebeldía de sus hijos?

Principalmente tomando en cuenta tres caracterísitcas:
  •  Duración de la conducta inadecuada. 
  •  Intensidad de la conducta inadecuada
  •  Número de veces que se da la conducta inadecuada
Estas tres caracterísitas tienen una relacion directamente proporcional con lo problemático, es decir, a mayor intensidad, duración o número de veces que se da la conducta, mayor preocupación deben tener los padres por el comportamiento de su hijo. Por otro lado, es cierto que lo "adecuado" o "inadecuado" en un adolescente es muy relativo, pero es consenso general que hay ciertos rasgos conductuales en un adolescente que se toman como preocupantes, categorizándolos como conductas disruptivas.

¿Qué son las conductas disruptivas?

Se denominan conductas disruptivas al constructo que determina un estilo de comportamiento disfuncional de orden biopsicosociocognitivo, caracterizado por agresividad, impulsividad e hiperactividad. Estas conductas implican interrupción o desajuste en el desarrollo evolutivo del adolescente, imposibilitando el establecimiento de relaciones sociales ajustadas a la realidad compartida, tanto con adultos como con sus pares (Risueño, 2004).

Es habitual que el adolescente...
  •  Grite cuando se enfada
  •  Se comporte de manera impulsiva
  •  Se encierre en la habitación cuando se enfada
  •  Pegue algun portazo
  •  Se muestre irascible
  •  Desfíe a la autoridad en casa y en el instituto
  •  Se comporte de una manera que antes no había hecho
  •  Experimente con cosas con las que antes no había experimentado
  •  Tenga cambios de humor extremos 
Todo ello en un marco donde el número de veces que se da la conducta,la intensidad y la duración de ésta son "normales" para la etapa vital que está viviendo, la adolescencia

¿Cómo saben los padres cuando una conducta deja de ser "normal"?
  • Cuando ésta comienza a interruptir el desarrollo evolutivo del adolescente.
  • Cuando comienza a crear malestar signiticativo para el adolescente a nivel personal, familiar y/o social.
  • Cuando comienza a crear malestar significativo para el entorno del adolescente a nivel personal, familiar y/ social
En definitiva, los adolescentes pueden ser rebeldes, pero no es positivo para nadie que se les juzgue por ello. Es papel de la familia y la sociedad transmitir valores y principios dignos que formen a personas plenas, por ello es nuestra responsabilidad de hoy lo que ocurra en un mañana.

Un último consejo...

Tu hijo, aunque verbalmente no diga nada, te está hablando con su comportamiento, ¡escúchale!. La comunicación es la clave de la paternidad.

En palabras del profesor de Psicología Larry D. Rosen, la proporción de escucha parental frente al de charla debe ser al menos de 5 contra 1: hablar un minuto y escuchar cinco.
No tengas miedo, aprenderás y descubrirás de tu hijo cosas que nunca imaginarías. Son seres llenos de ilusión y curiosidad, sólo buscan un guía que les acompañe en su duro camino, ¿por qué no serlo tú? No digo que sea ni mucho menos fácil, digo que merecerá la pena.

Temas relacionados con adolescentes rebeldes: