martes, 14 de julio de 2015

Padres pegan a sus hijos en la calle y la gente reacciona así

¿Cómo reacciona la gente ante el abuso infantil? 




El abuso infantil es una de las vergüenzas ocultas de la sociedad. En este vídeo los chicos de OCK TV quisieron concienciar a la gente con este experimento social sobre el abuso físico infantil y lo que encontraron fue bastante impactante...



  • Aproximadamente 5 niños mueren al día a causa del abuso físico 
  • Cada 10 segundos hay una nueva denuncia por abuso físico infantil 
  • Los niños abusados y abandonados son 11 veces más propensos a involucrarse en comportamientos criminales siendo adultos. 

Y tú como cuidadan@, ¿qué piensas hacer al respecto? 

Seguir leyendo: 



Andrea Méndez MolláAcerca de la autora de esta entrada

Andrea Méndez Mollá. Psicóloga y autora de diversos blogs orientados a la motivación, el liderazgo y la superación personal. Además, ofrece servicios de psicología a través de sus consultas online y siempre ha tenido una cosa clara: al lado del que sufre siempre debe haber alguien que ame.

miércoles, 8 de julio de 2015

Lo que tus hijos ven en ti no lo ven en nadie más (vídeo)

¿Cómo expresan los padres sus emociones? 



Piden a 8 niños que dibujen a sus padres tal cual los ven. Mientras que los niños andan concentrados haciendo los que se les ha pedido, en otra sala están sus padres contando qué sienten al ser padres. 

El resultado es sorprendente. Muchos de los padres se sienten tristes e incluso avergonzados por no poder darles el tiempo o las cosas que creen que necesitan sus hijos.

La manera en que sus hijos responden no tiene desperdicio. 


Nunca olvides que para esa personita eres el centro de su pequeño mundo. Ríe, ama, siente, abraza y besa CADA DÍA. 


Seguir leyendo: 



Andrea Méndez MolláAcerca de la autora de esta entrada

Andrea Méndez Mollá. Psicóloga y autora de diversos blogs orientados a la motivación, el liderazgo y la superación personal. Además, ofrece servicios de psicología a través de sus consultas online y siempre ha tenido una cosa clara: al lado del que sufre siempre debe haber alguien que ame.

martes, 30 de junio de 2015

Mi hijo es homosexual, ¿qué debo hacer?

5 Consejos a tener en cuenta 


Te acabas de enterar que tu hijo es gay o tu hija es lesbiana. Estás experimentando sentimientos de culpa ("¿Hay algo que hice mal"), dolor ("El niño que conocía ya no existe"), preocupación ("¿Lo discriminarán?"), estigma social ("¿Qué pensarán de mi hijo? ¿De mí?") y, en algunos casos, confusión religiosa ("¿Está mi hijo condenado a pasar la vida en el infierno?"). 

A la vez, también puedes estar experimentando alivio ("¡Ahora sé por qué ha estado tan raro durante todos estos meses/años!") 

O, como la mayoría de los padres, estás experimentando una combinación de todos o algunos de ellos. 



Así que ahora, ¿qué debes hacer?


En primer lugar, un consejo que viene bien cuando tenemos que enfrentarnos a cualquier clase de situación delicada: respirar profundamente

En segundo lugar, decirte a ti mism@ que todo esto saldrá bien. Y de hecho saldrá bien. De hecho es posible que un día mires atrás y estés agradecid@ de haber tenido la experiencia de tener un hij@ homosexual. 

Sí, has leido bien, agradecid@. 

¿Cómo lo sé? 


O mejor dicho, ¿cómo lo sabe Michael C. LaSala? En su estudio a familias de jóvenes gays y lesbianas para su posterior libro "Coming Out, Coming Home: Helping Families Adjust to a Gay or Lesbian Child" ("Salir fuera y volver a casa: Ayudando a familias a adaptarse a sus hij@s gays y lesbianas"), este psicólogo encontró que algunos padres llegaban al punto de pensar que la experiencia de tener un hijo gay o una hija lesbiana les había hecho convertirse en una mejor persona -más abiertas de mente y sensibilizadas con los demás, especialmente con otros grupos minoritarios. 

Otros crecieron en un sentido de orgullo hacia la orientación sexual de sus hij@s. Y gran parte afirmó que las relaciones con sus hij@s se habían hecho más cercanas, fuertes y honestas que nunca. 

Si acabas de descubrir que tu hij@ es gay, lesbiana o bisexual probablemente pienses que esas ideas son absurdas, ¿verdad? Basado en la investigación y experiencia clínica del experto y libro anteriormente mencionados aquí te dejo una serie de consejos que probablemente te serán útiles: 


1. Encuentra alguien con quien hablar -pero no a cualquiera


A los padres del estudio les ayudó hablar con un amigo de confianza, pariente, compañero de trabajo, o incluso un conocido. Estos confidentes les permitían poder desahogarse y además les corregían algunas de las percepciones erróneas que absorben de la sociedad, como que las personas homosexuales son solitarias, promiscuas, raras, y sin sentido de familia. 

Por así decirlo, dieron normalidad a la situación y les tranquilizaron. Busca a alguien con quien compartir tus sentimientos. Eso sí, asegúrate antes que sea de mente abierta y progresista. 


2. Si no tienes a nadie así a tu alcance, considera la idea de contratar a un psicólogo 


Los psicólogos siguen un código de ética que requiere que sean eficientes, respetuosos y tolerantes con las personas LGBT. De todas maneras, no está de más preguntarle antes de contratar sus servicios sus opiniones acerca del tema. 



3. Edúcate 


Hay un montón de recursos y artículos por internet que cuentan la verdad sobre los LGBT. Además, también hay muy buenos libros como estos: 
  • Papá, mamá, soy gay. Una guía para comprender las orientaciones y preferencias sexuales de sus hijos 
  • Más que aceptarlo. Padres y madres de gays y lesbianas hablan de sus experiencias Hasta en las mejores familias 
  • Coming Out, Coming Home: Helping Families Adjust to a Gay or Lesbian Child 
  • Something to Tell you: The Road Families Travel when a Child is Gay 


4. Contacta con Asociaciones de Padres de Gays y Lesbianas de tu país 


En España existe esta asociación de padres de gays y lesbianas que probablemente os ayude en gran medida. Nació como el fruto de unos padres y madres de Madrid y Zaragoza dispuestos a ayudarse mutuamente a comprender la realidad de sus hijos e hijas, apoyarles en su lucha contra la discriminación y ser un punto de referencia para otras familias. 


5. Deja que tu hijo te enseñe 


Piensa que tu hij@ es una parte de ti y si te lo ha contado es porque te quiere. Probablemente quiere y busca una relación más cercana y honesta contigo. También puede enseñarte algo acerca de los LGBT y acerca de la aceptación y el amor. (Como esas ideas equivocadas de la sociedad acerca del sexo, género o las relaciones, pero mucho más). 

Lo que está claro es que si has leído hasta aquí significa que estás dispuest@ a dar el primer paso, lo que es un buen indicador de que no importa lo mal que te sientes ahora, sabes que te sentirás mejor. Ten en cuenta que has comenzado un viaje y al igual que todos los viajes, es importante mantenerse en movimiento. 

Como ejemplo te dejo este vídeo en el que un par de hermanos llaman a su padre para confesarles que son homosexuales. Una gran demostración: 




Yo, como siempre, te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea.


Seguir leyendo:



Andrea Méndez MolláAcerca de la autora de esta entrada

Andrea Méndez Mollá. Psicóloga y autora de diversos blogs orientados a la motivación, el liderazgo y la superación personal. Además, ofrece servicios de psicología a través de sus consultas online y siempre ha tenido una cosa clara: al lado del que sufre siempre debe haber alguien que ame.

jueves, 25 de junio de 2015

Este experimento demuestra que eres única para tu hijo, Mamá

¿Puede un niño con los ojos vendados reconocer a su madre? 



Este experimento social quiere mostrar el vínculo especial que existe entre una madre y un hijo. 


¿Cómo lo hicieron? 


Los niños fueron guiados a un grupo de 6 mujeres y mediante el uso de sus sentidos e intuición se les pidió que intentaran reconocer a su madre. Nervios, amor y un poco de lágrimas llenaron la habitación mientras niños de 3 a 9 años intentaban encontrar a la única persona a las que ellos llaman Mamá


Todas las mujeres son únicas en forma, personalidad y corazón. Al igual de única y preciosa que es la conexión entre una madre con su hijo. 


Si te ha gustado esto, también te gustará: 



Andrea Méndez MolláAcerca de la autora de esta entrada

Andrea Méndez Mollá. Psicóloga y autora de diversos blogs orientados a la motivación, el liderazgo y la superación personal. Además, ofrece servicios de psicología a través de sus consultas online y siempre ha tenido una cosa clara: al lado del que sufre siempre debe haber alguien que ame.

lunes, 15 de junio de 2015

Así es como los niños reaccionan cuando un extraño intenta raptarlos

¿Están a salvo nuestros hijos? 



¿Qué haría tu hij@ si un extraño se le acercase y le dijera que se fuera con él? Ve este vídeo para ver cómo los niños reaccionan a un extraño y lo fácil que es ganar su confianza.
El hombre se les acerca con un perro cachorro y de una manera muy amable y entusiasta les invita a que vayan con él. No le lleva ni 20 segundos. 


Cualquier padre distraído con una llamada telefónica o conversando entretenidamente podría no darse ni cuenta que un hombre intenta raptar a su hij@. Y cuando fueran a mirar a su hijo de nuevo ya no estaría allí.

Afortunadamente, esto es un experimento social que salvará vidas. 


¿Qué puedes hacer para evitar que rapten a tu hij@? 


Hay una serie de consejos para prevenir el rapto de menores pero todo depende de la edad del niño o la niña. L@s niñ@s más mayores pueden aprender a cuidarse de sí mismos y tener una mayor concienciación del problema. Puedes explicarle que un extraño es alguien que no ha estado nunca en casa, o cualquier otra definición que acuerdes con tu pareja. 

Para los niños que aún no están en edad escolar (entendiéndose como niños que aún no tienen edad como para ir a la escuela) lo mejor que se puede hacer saber dónde están exactamente a cada momento. No perder la vista de ellos ni un instante. 

Los niños pequeños no entienden lo que es un extraño realmente. No se dan cuenta que la persona que les habla amablemente en el parque es un extraño. Aunque se lo expliques. Todo depende de la estrecha vigilancia que tengas sobre tus hijos. 

Dales suficiente espacio para jugar y explorar, pero mantelos a la vista. Realmente es tan simple como eso.

Yo, como siempre, te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea.


Andrea Méndez MolláAcerca de la autora de esta entrada

Andrea Méndez Mollá. Psicóloga y autora de diversos blogs orientados a la motivación, el liderazgo y la superación personal. Además, ofrece servicios de psicología a través de sus consultas online y siempre ha tenido una cosa clara: al lado del que sufre siempre debe haber alguien que ame.

lunes, 1 de junio de 2015

Estrés en los jóvenes: Lo que los padres necesitan saber

Estrés adolescente: Guía para padres 

La investigación muestra que los adolescentes sienten incluso más estrés que sus padres. Enseñarles a hacerle frente es fundamental para su bienestar presente y futuro. Y además, una parte fundamental en su crianza. Ayuda a tu hij@ a controlar el estrés con estas 10 pautas: 



1. Ayúdale a encontrar un espacio libre de estrés 

Todo el mundo tiene un lugar donde relajarse, un lugar donde la presión parece esfumarse. Los adolescentes siguen siendo niños y a veces les cuesta encontrar su lugar. Nuestro trabajo como padres es reconocer ese lugar para ellos sino pueden verlo, y de vez en cuando, cuando las cosas se ponen difíciles animarles a hacerle una visita. 

Espacios pueden ser: irse a su habitación a escuchar música, dibujar, jugar al ordenador...hay multitud de ellos y debes ayudarle a encontrar el suyo si es que le cuesta hacerlo. 


2. Deja que aprenda que el esfuerzo es lo importante 


Los expertos deportivos te dirán que podemos controlar el proceso, pero no el resultado. El enfoque, te dirá cualquier entrenador, debe estar en la práctica y en el dominio de las habilidades. 

Con cada conjunto de exámenes parciales y finales, mi primo y yo tenemos una pequeña conversación. Él me pregunta si creo que ha estudiado como debía. Si es así yo se lo reconozco. Entonces llegamos a la conclusión de que el resto está fuera de nuestras manos. Si él ha puesto todo su esfuerzo y ganas en su examen, no tengo nada que reprocharle. Esto, obviamente, es mucho más difícil de hacer que de decir pero a lo largo de mi trayectoria he aprendido -tanto teórica como prácticamente- que un niño/adolescente necesita nuestra alabanza, no por lo que ha conseguido, sino por lo que ha intentado. 


3. Fuera tensiones que no necesita 


Hacer cosas por nuestros hijos que pueden hacer ellos mismos no ayuda. Pero a veces la mejor forma de ayudar a alguien estresado es quitarle un poco de ese estrés. Hacerles el café de la mañana para que se lo lleven en el bus. Preparar sus bolsas del gimnasio cuando se le ha olvidado hacerlo la noche anterior. Hacerles la cena después del entrenamiento. Claro que son adolescentes y deberían hacer todo esto ellos mismos! De hecho, haciéndoselo los estamos convirtiendo en casi inútiles. Pero aquí está la cosa: ellos se irán pronto, y estás pequeñas formas de mostrarles amor y apoyo se irán también. 



4. Enséñale a hablar con sus profesores, si es que no lo hace ya 


Mucho de su estrés escolar nace de la preocupación de lo que el profesor piensa, quiere o espera. Aprender a hablar y preguntar al profesor, ya sea una aclaración sobre una tarea, una explicación de un trabajo o una petición para que deje más tiempo le será muy útil para reducir su estrés. Nunca está de más recordarle a tu hijo que a los profesores les gusta hablar con sus alumnos.


5. Los tratos funcionaban cuando eran niños, y ahora todavía funcionan 


Los tratos funcionan para los adolescentes no como un soborno ni como una recompensa por haber logrado algo, sino como una manera de reconocer que estás viendo el esfuerzo que están depositando y que te sientes orgullos@. Tanto si es comprarle su postre favorito o pagarle la descarga de alguna película o disco, el mensaje que debes transmitirle es que como padre aprecias y reconoces su esfuerzo y simplemente quieres verle sonreír. 


6. No hables de tu pasado como adolescente 


Frases como las de "en mi época eso no te habría pasado", "si ahora te cuesta no me quiero imaginar en mi época", etc no ayudan. No es la época la que determinará si tus hijos tienen éxito o no en sus estudios. En lugar de suspirar por un mundo que tus hijos nunca conocerán, ayudémosles a que aprendan a afrontar en el que viven. 


7. Proporciónale una zona libre de juicios 


Los adolescentes sufren mucha presión sobre encajar socialmente. La sienten cada día simplemente al caminar por los pasillos de sus institutos. Llegar a casa puede ser un verdadero respiro para ellos. Un lugar donde pueden sentirse que pueden ser ellos mismos, recibiendo el calor y apoyo de sus padres y hermanos. 


8. El ejercicio funciona 


A no ser que tu hij@ esté ya en un equipo, establecer un horario semanal de ejercicio físico que no interrumpa su horario de hacer deberes. 



9. Haz un plan de horas de sueño con ellos 


Los adolescentes necesitan dormir mucho más de lo que lo hacen. Parte del problema es su incapacidad para planificar su tiempo y reconocer que, al final del día, no han dejado suficientes horas para dormir. Imagino que ya sabes lo que es discutir con un adolescente a las 11 pm para que se acueste, y encima sin haber terminado los deberes!! A veces es necesario recordar a los adolescentes que dormir no es eso que se hace cuando te sobran horas. Al igual que cualquier otra actividad, tiene que ser asignada con tiempo suficiente.


10. Recuérdale que hay 168 horas en una semana. Con planificación todo se puede hacer 


La investigación ha demostrado que los adolescentes con dificultades para planear tienen un desarrollo tardío de los lóbulos frontales. Si bien es tentador para ellos actuar sin normas, un modelo de planificación les ahorraría muchas preocupaciones y estrés. 

Con las nuevas tecnologías hay muchas aplicaciones de calendario y gestión del tiempo. Ponte con él/ella a planear y muéstrale cómo 24 horas son suficientes, y sino, cómo hay que abandonar ciertos planes para otros momentos. A veces plasmar su horario en un papel o en una agenda electrónica les permite ver, literalmente, cómo van a hacer frente a sus responsabilidades y qué tiempo tienen para su ocio. 

Si quieres saber más acerca del estrés adolescente no te pierdas el artículo que te dejo a continuación. Yo, como siempre, te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea. 

Lecturas recomendadas relacionadas con Estrés en los jóvenes: Lo que los padres necesitan saber:


Andrea Méndez MolláAcerca de la autora de esta entrada

Andrea Méndez Mollá. Psicóloga y autora de diversos blogs orientados a la motivación, el liderazgo y la superación personal. Además, ofrece servicios de psicología a través de sus consultas online y siempre ha tenido una cosa clara: al lado del que sufre siempre debe haber alguien que ame.

viernes, 22 de mayo de 2015

Chavales leyendo tweets sobre sí mismos nos recuerda que el cyberbullying no es una broma

Cuando los famosos leen tweets sobre ellos mismos nos reímos. Mira lo "divertido" que es cuando los adolescentes hacen lo mismo.


"La voz de Allan es tan molesta que desearía ser sordo", "Holly tiene una cara que sólo la diabetes podría amar", "Chicos Eric no es gay. Simplemente prefiere la compañía de hombres...en su boca", son ejemplos de tweets que los chavales han tenido que leer sobre ellos mismos.


Read Mean Tweets, así se llaman los vídeos que circulan por internet en los que famosos leen tweets crueles acerca de sí mismos. 


El departamento de seguridad escolar de Canadá creó un vídeo parecido con adolescentes para mostrar la realidad del cyberbullying. 


Youtube


Los adolescentes empiezan a leer los tweets, y al principio, se ríen de los insultos. 

Youtube
No estoy diciendo que Jessica sea una p***, pero si fuera un videojuego estaría suspendida para todos.


Pero a medida que los tweets se van haciendo más malvados, los chavales ya no ríen y se nota cómo empieza a afectarles. 

Youtube
Ethan, ¿tus padres son hermanos? Porque tu cara parece la de un retrasado 



Al final, a una chica le dicen que se suicide, y se va. 

Youtube
No le gustas a nadie. Haznos un favor a todos y muérete



Una vez que toda la risa ha desaparecido, "Cyberbullying is no joke" (El cyberbullying no es una broma) aparece en la pantalla.

Youtube

Este problema es demasiado común entre nuestros adolescentes y adultos jóvenes. Y de la risa al dolor hay una delgada línea. 

Aquí puedes ver el vídeo completo: 


¿Hasta qué punto promover el insulto y la vejación como medio para la risa es positivo? ¿Estás de acuerdo con que un programa se dedique a sacar famosos leyendo tweets de gente metiéndose con ellos? ¿Qué crees que puedes y/o debes hacer tú para luchar con este problema social? ¿Has sufrido cyberbullying? ¿Cómo actuaste frente a ello? No dudes en compartir tus pensamientos y reflexiones dejando un comentario. Yo, como siempre, te espero en la próxima. Un gran saludo, Andrea. 


Lecturas recomendadas relacionadas con Chavales leyendo tweets sobre sí mismos nos recuerda que el cyberbullying no es una broma: 



Andrea Méndez MolláAcerca de la autora de esta entrada

Andrea Méndez Mollá. Psicóloga y autora de diversos blogs orientados a la motivación, el liderazgo y la superación personal. Además, ofrece servicios de psicología a través de sus consultas online y siempre ha tenido una cosa clara: al lado del que sufre siempre debe haber alguien que ame.

lunes, 18 de mayo de 2015

Los beneficios de ayudar a nuestros hijos a entender sus emociones

La importancia de la inteligencia emocional en el aprendizaje y la crianza 


La investigación confirma la eficacia del entrenamiento en inteligencia emocional en edades muy jóvenes. De acuerdo con varios estudios, los niños preescolares que participan en programas de habilidades socio-emocionales presentan menos agresividad y ansiedad y solucionan los problemas más fácilmente. 


Si bien estos resultados pueden crear un mejor entorno en el aula, los beneficios no se quedan ahí: la conducta prosocial (actos realizados para beneficiar a otros) en la primera infancia está fuertemente vinculada con el rendimiento académico futuro y la salud mental.

En otras palabras, cuando los niños aprenden a calmarse, usar el lenguaje para expresar sus emociones y tratar a los demás con amabilidad, están sentando las bases para su éxito y bienestar futuro. 


Lo que los padres y profesores pueden hacer: 


1. Nombrar las emociones 

Los terapeutas escuchan a los pacientes y luego vuelven a reflejar por escrito lo que escuchan como una manera de fortalecer la auto-comprensión de los pacientes. 
Los niños tienen habilidades de lenguaje expresivo muy limitadas, pero los padres y profesores pueden "escuchar" su comportamiento -ya sea gritar, empujar o llorar- refléjarlo de vuelta (como los terapeutas) y ayúdarles a poner un nombre a lo que están sintiendo. 

Por ejemplo: 
"Estás triste. La abuela se ha ido a su casa y tú no querías que se marchara. Estás tan, tan triste". 
"Eres feliz. Tienes un gran globo y estás saltando sin parar porque estás feliz". 
"Estás agresivo. Tu hermano pequeño te rompió el juguete y estás muy agresivo". 

Los niños maduran, y puedes introducir pequeños matices poco a poco que irán construyendo su vocabulario emocional. "Pareces frustrado. Has trabajado tanto en construir esa torre para que ahora se caiga. Es decepcionante." 
"Te has sorprendido. Ese trueno ha sonado muy fuerte y te ha impresionado". 


2. Normalizar las emociones 

Las emociones no deben clasificarse como buenas o malas.
Aún así, algunas emociones fuertes pueden asustar a los niños por lo que normalizar su respuesta -ayudarles a ver que todo el mundo puede sentirse enfadado, triste, asustado, etc- puede consolarlos y construir sus habilidades para tomar perspectiva. 

Después de que el niño se haya calmado, repasar la situación y resumirla brevemente, incluyendo la forma en la que ha respondido. Recordarles entonces que todo el mundo -incluído tú- se siente así a veces. 

Por ejemplo:
"Cuando la abuela se fue esta mañana te pusiste muy triste. Pataleaste y lloraste. Querías que la abuela se quedara para jugar contigo. Todo el mundo se siente triste a veces. Yo también me sentí triste cuando la abuela se fue. Me gusta hablar con ella y mirarla mientras lee cuentos para ti. Es triste cuando la gente dice adiós. ¿Quieres llamarla mañana para saludarla o hacerle un dibujo?". 



3. Desarrollar estrategias 

El algún momento todo el mundo nos damos cuenta que una rabieta en medio de (donde sea) no es una buena elección, pero eso no significa que no nos sintamos frustrados y atrapados muchas veces. No siempre podemos controlar lo que sentimos, pero sí la manera en la que expresamos nuestras emociones

Acerca de cómo los niños pueden responder al estrés emocional todo consejo sirve. Desde "Cuando te sientes tan enfadado que solo quieres gritar, respira hondo y cuenta hasta 10" hasta "Pedir perdón es el primer paso, ¿qué puedes hacer para que no te vuelva a pasar?" o hasta "Date una vuelta y en un rato volvemos a tratar el tema". 

Si un niño está luchando con un comportamiento agresivo en particular ayúdale a verbalizar lo que puede y no puede hacer. 

Por ejemplo: 
"Cuando me enfado no puedo golpear a mi hermano pero puedo pisar mis pies o apretar una bola". También puedes moldear la conexión entre estado de ánimo y vida saludable: "A veces cuando estoy frustrado me como un par de manzanas o me tomo una siesta que me ayude a sentirme mejor". 


4. Leer imágenes 

Las investigaciones indican que leer promueve la empatía. Para los más pequeños, los libros de imágenes ofrecen una herramienta adicional para la enseñanza de la alfabetización emocional: las ilustraciones les sirven como claves del contexto visual. 

Cuando un acontecimiento feliz, frustrante o triste se produce en una historia, haz una pausa y mirar la imagen juntos. "Míralo, ¿Cómo crees que se siente ahora?". Examinad las expresiones faciales de los personajes, cómo están de pie, y lo que están haciendo. Emplea esta misma técnica cuando veis la tele o películas juntos. 

Algunos autores que son especialmente hábiles en explorar y expresar emociones en el papel son Kevin Henkes, Patricia Polacco y Mo Willems. 



5. Practicar el Mindfulness 

Un principio clave de esta práctica es relajar tu cuerpo y mente y prestar atención a tu alrededor -sonidos, olores y figuras. Practica sentado tranquilamente con tus hijos o con tus alumnos durante 1 minuto -y luego compartir cada uno lo que vio y oyó. Tomar "paseos de escucha" por el parque o por el barrio. Y antes de ir a la cama -o al final de la jornada escolar- compartid los pequeños momentos que os hicieron felices. 

Comparte tus pensamientos y reflexiones dejando un comentario. Yo, como siempre, te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea. 


Lecturas recomendadas relacionadas con Los beneficios de ayudar a nuestros hijos a entender sus emociones: 


Andrea Méndez MolláAcerca de la autora de esta entrada

Andrea Méndez Mollá. Psicóloga y autora de diversos blogs orientados a la motivación, el liderazgo y la superación personal. Además, ofrece servicios de psicología a través de sus consultas online y siempre ha tenido una cosa clara: al lado del que sufre siempre debe haber alguien que ame.

viernes, 8 de mayo de 2015

Por qué la personalidad es más importante para el éxito que la inteligencia

La importancia de la personalidad en el rendimiento académico 


Cuando se habla de rendimiento académico la inteligencia es un factor importante, pero ni mucho menos el único o el más importante. Según un nuevo estudio realizado en Australia la personalidad es un mejor predictor de éxito escolar que la inteligencia.

niño levantado la mano

En concreto, los estudiantes que son más abiertos de mente y responsables tienen mejor desempeño académico que aquellos que son simplemente inteligentes. 

La investigación con los estudiantes


Los investigadores compararon los resultados de los 5 grandes rasgos de la personalidad -extraversión, neuroticismo (inestabilidad emocional), amabilidad, responsabilidad y apertura a la experiencia (curiosidad intelectual)- entre estudiantes universitarios y resultados de las pruebas. 

Se les pidió a los estudiantes completar autoevaluaciones de personalidad. También se pidió a gente que conocía a estos estudiantes que completaran evaluaciones de personalidad de estos mismos estudiantes.


Resultados


Encontraron que las autoevaluaciones de los alumnos eran tan eficaces como la inteligencia para predecir el rendimiento académico, y que los informes de aquellos que los conocían bien eran casi cuatro veces más precisos en predecir el rendimiento académico que la inteligencia. 

Los investigadores encontraron que los rasgos de responsabilidad y apertura eran los que más influenciaban en el éxito académico, de acuerdo con investigaciones anteriores que han relacionado estos dos rasgos con varios tipos de logros.


Curiosidad intelectual y responsabilidad: los rasgos más importantes


Los estudios han demostrado que la apertura a la experiencia -que tiene que ver con la curiosidad intelectual y cómo nos emocionamos al adquirir nuevs conocimientos- es el predictor más importante del logro creativo. La responsabilidad, por su parte, es el único de los 5 grandes rasgos que predice consecuentemente el éxito. 

"En términos prácticos, la cantidad de esfuerzo que los estudiantes están dispuestos a dedicar, y dónde se concentra ese esfuerzo, es al menos tan importante como que sean inteligentes", dice el autor principal de estudio Dr. Arthur Poropat, de la Universidad de Griffith de Psicología Aplicada. "Y un estudiante con una personalidad más "útil" obtendrá una calificación general más alta que un estudiante promedio en este sentido"


Conclusiones


Los resultados nos recuerdan algo muy importante: los niños que no son considerados "inteligentes" bajo las medidas tradicionales no significa que no vayan a conseguir un gran éxito. Y puesto que la personalidad puede ser más moldeable que la capacidad intelectual, ayudar a los estudiantes con dificultades para cultivar rasgos de personalidad positivos -en particular la curiosidad intelectual y una fuerte ética de trabajo- puede ser una herramienta poderosa para mejorar el rendimiento académico. 

Y además, los estudiantes con un alto coeficiente intelectual también pueden aprender a cultivar esas cualidades. 

"La personalidad cambia, y algunos educadores entrenan los rasgos de responsabilidad y apertura en sus estudiantes, lo que les lleva a una mayor capacidad para aprender", dijo Poporat en el estudio. "Por el contrario hay poca evidencia de que la inteligencia puede ser enseñada, a pesar de su popularidad"

En otras palabras, tienes el control sobre cómo te desempeñas en la escuela. No se trata de si tienes la inteligencia o no, se trata de si tienes el impulso de mejorar. 

El estudio se ha publicado en la revista Learning and Individual Differences. 
Fuente: Other-rated personality and academic performance: Evidence and implications 


Lecturas recomendadas relacionadas con Por qué la personalidad es más importante para el éxito que la inteligencia: 


Andrea Méndez MolláAcerca de la autora de esta entrada

Andrea Méndez Mollá. Psicóloga y autora de diversos blogs orientados a la motivación, el liderazgo y la superación personal. Además, ofrece servicios de psicología a través de sus consultas online y siempre ha tenido una cosa clara: al lado del que sufre siempre debe haber alguien que ame.

lunes, 27 de abril de 2015

1 de cada 5 adolescentes sufre problemas emocionales

3 Chicas de 11 a 13 años de una clase promedio de 30 alumnos sufren problemas emocionales, según un nuevo estudio. 


Además, los índices de ansiedad y baja autoestima entre las jóvenes han aumentado en un 50% en estos últimos años. Los investigadores achacan esta subida al "aumento del estrés en las niñas y mujeres jóvenes", incluyendo la presión escolar y la constante presión por su imagen corporal, intensificada aún más por los medios de comunicación. 

chica seria

Problemas como la baja autoestima, ansiedad leve, infelicidad y llanto -todos ellos factores de riesgo para enfermedades mentales más graves- aumentaron un 55% desde 2009 hasta 2014, según lo que los investigadores de la University College de Londres y el Centro Anna Freud encontraron. 

Este aumento significa que mientras que en 2009 en una clase promedio podrían haber 1 o 2 chicas con problemas emocionales, en 2014 habrían 3. Sin embargo, el número de jóvenes que habrían experimentado problemas con otras enfermedades mentales durante esos años no aumentó significativamente. 

"Cinco años es poco tiempo por eso nos sorprendimos a ver ese pico en problemas emocionales en chicas", dice Elian Fink, autor principal del estudio. "El hecho de que otros problemas mentales no hayan sufrido esta subida nos hace pensar que han debido haber ciertos cambios significativos en estos últimos 5 años que han afectado especialmente a las jóvenes"

Miranda Wolper, la co-autora, añade: "Hay muchos factores que han podido influir. Y en esto se incluye el aumento de estrés en las niñas y mujeres jóvenes, desde la presión académica hasta su creciente sexualización y objetivación"

El estudio, publicado en la Journal of Adolescent Health, comparó la salud mental de 1683 escolares de 2009 con un grupo de referencia de 1683 escolares en 2014. 


La alumna que se quitó la vida en el hotel 


Zoe Hadley tenía 13 años cuando comenzó a sufrir de una enfermedad no diagnosticada que le impedía comer, caminar o incluso abrir los ojos. Cuando sus padres, un médico y un abogado buscaron tratamiento especializado, los médicos no pudieron encontrar ninguna señal de una causa física. 

Este enero pasado Zoe se quitó la vida en un hotel al suroeste de Londres. 

Laurence Hommel, su padre, la describió como "hermosa, inteligente y cariñosa". Dijo que había sobresalido en el colegio hasta los 13 años, pero que en 2009 empezó a sufrir "terribles dolores de cabeza". "Ni comía, ni bebía ni abría los ojos", dice. "Le costó 3 meses de tratamiento en el hospital Great Ormond Street para que pudiera abrir los ojos, 4 para comer alimentos sólidos y 6 para poder ponerse en una silla de ruedas. Nunca se supo la causa de su enfermedad." 

Zoe adelantó 9 meses de trabajo en el colegio en un solo mes. Se puso a la cabeza de la clase, pero sufrió una recaída en Abril del 2011 y se convenció de que no podía usar sus piernas, sin prestar atención a las constantes garantías de sus padres de que ella estaba bien. A los 16 años buscó tratamiento para lo que ella creía era una enfermedad neurológica. A los 18 años, se extirpó el apéndice sin decírselo a nadie -estaba sano- y empezó a oír voces. 

El doctor Hommel, su padre, señaló: "Buscamos ayuda psiquiátrica pero la rechazó. Cada vez se estaba más psicótica"
Un doctor la diagnosticó con trastorno somatomorfo, un trastorno relacionado con la ansiedad, pero dijo que si la hubiera diagnosticado con esquizofrenia podrían haber visto la magnitud de su psicosis. 


¿Que nos enseña todo esto?


Los problemas mentales también existen entre los jóvenes. Dejar pasar esta clase de avisos en la adolescencia puede desembocar en problemas inmensamente graves en la adultez, tanto joven como madura. 

Nuestros jóvenes necesitan ser escuchados, ser creídos, y ser cuidados como merecen. Desgraciadamente, el estigma a las enfermedades mentales es algo que pesa demasiado como para poder permitirnos mirarla de frente a los ojos. Como padres e hijos que somos, integrantes de esta sociedad, somos los responsables de cambiar el rumbo. 
Porque el día de mañana tu hijo puede también puede ser Zoe. 

Yo, como siempre, te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea. 

Fuente: The Times

Lecturas relacionadas con 1 de cada 5 adolescentes sufre problemas emocionales: 


Andrea Méndez MolláAcerca de la autora de esta entrada

Andrea Méndez Mollá. Psicóloga y autora de diversos blogs orientados a la motivación, el liderazgo y la superación personal. Además, ofrece servicios de psicología a través de sus consultas online y siempre ha tenido una cosa clara: al lado del que sufre siempre debe haber alguien que ame.

miércoles, 15 de abril de 2015

7 Formas de preparar a los niños para una buena adolescencia

7 Maneras de criar hijos más inteligentes y felices 


Los hijos nunca han sido perfectos escuchando a sus padres, pero nunca han dejado de imitarlos. 

Niños felices

Cuando se le pregunta a los padres qué quieren para sus hijos lo tienen claro. Quieren que sus hijos sean inteligentes y felices, por supuesto. Y es que por lo que se ha comprobado el bienestar y la educación de los hijos es más importante para los padres que cualquier otra cosa. Y ya no sólo para los padres, el desarrollo intelectual y el bienestar de los jóvenes es un asunto que preocupa a la sociedad. Después de una densa investigación me puedo permitir decir que: 

1. Menos palabras y más acciones. El buen ejemplo por encima de todo 

No es lo que dices. Es cómo vives tu vida cada día de tu existencia. No le digas a tus hijos cómo vivir. Vive y deja que ellos lo observen. Lleva a la práctica lo que predicas o mejor no prediques. Un padre, una madre es la figura de ejemplo más cercana para un hijo. En otras palabras, sé el cambio que quieres ver en tu hijo. 


2. Reduce TU estrés, y por tanto el estrés en casa 

No es fácil, lo sé, pero no creo que tus hijos deseen otra cosa más que tener a sus padres felices y menos estresados. En una encuesta publicada en el libro "The Secrets of Happy Families" (Los secretos de las familias felices) un investigador preguntó a los niños: "Si se te concediera un deseo sobre tus padres, ¿cuál sería?" Los padres creyeron que sus hijos dirían algo sobre que pasaran más tiempo con ellos. Estaban equivocados. El deseo más común que pedían era que sus padres estuvieran menos cansados y estresados. Querían que su hogar fuera un lugar menos estresado donde vivir. El libro también pasa a discutir diversos estudios que demuestran que el estrés parental agota el sistema inmunológico de los niños y aumenta el riesgo de enfermedades mentales y físicas. 


3. Cree en ellos 

El mayor elogio que puedes darle a tu hijo es creer en él. Hacerles saber que te importan. Cuando veas algo bello, verdadero y bueno ellos no dudes en expresarles tu admiración. Cuando veas algo que no es bello, bueno ni verdadero en ellos no dudes en orientarles desde el amor. El simple hecho de creer que tu hijo es capaz y digno marca una gran diferencia. En "The Heart of Social Psychology" (El corazón de la psicología social) un estudio de investigación, se le dijo a varios maestros que contaban en su clase con niños por encima de la media académicamente hablando. Estos estudiantes eran elegidos al azar, es decir, no tenían por qué estar por encima de la media. Sin embargo, al final del año escolar el 30% de los niños que de manera arbitraria habían sido elegidos "por encima de la media" habían obtenido un promedio de +22 puntos en su CI, y casi todos habían aumentado en, al menos, 10 puntos. En definitiva, cuando se le dijo a los profesores que ciertos niños eran "mejores", estos niños realmente lo hicieron mejor en la escuela. Cuando alguien a quien respetas cree en ti es la mejor ayuda que te pueden dar. Da esa oportunidad tú a tus hijos. 


4. Elogia a tu hijos por su esfuerzo, no por su inteligencia 

Puede sonar un poco contradictorio con el punto anterior. Pero cuando alabas los esfuerzos de un niño estás dándole atención a algo que ellos pueden controlar fácilmente: la cantidad de esfuerzo que depositan. Esto es inmensamente importante porque les estás enseñando (sin hacerlo) a persistir, a esforzarse, a que el crecimiento personal a través del trabajo es posible. Empiezan a entender que tienen el control sobre el éxito en su vida. Dicho esto, un consejo de sabios: no elogies a tus hijos sin ninguna razón. Asegúrate que tus alabanzas no sean gratuitas ya que si así lo son, cuando éstas cesen, los esfuerzos cesarán también. ¿Lo mejor que se puede hacer? Alabar siempre que esté justificado, y cuando tu hijo se atasque dale la oportunidad de aprender que hasta de los temas frustrantes se pueden trabajar y aprender. 


5. No leas A tus hijos, lee CON ellos 

Lee con ellos, no a ellos. No les permitas que se queden únicamente en las imágenes mientras tu haces el trabajo de leer toda la página. En su lugar, llama la atención de cada palabra. Señálalas. Señala las imágenes que las ilustran. La investigación confirma que esta táctica ayuda a la comprensión lectora de los niños. Cuando la lectura está enriquecida con una atención explícita se convierte en un manera muy eficaz de alfabetización temprana. Y mucho más importante que eso. Hace que el aprendizaje sea más divertido. Y como bien sabes los ratos divertidos son ratos felices en la mente de un niño. 


6. Asegúrate que tus hijos duermen lo suficiente cada noche 

Una mente cansada rara vez es constructiva. Según el libro "NurtureShock: New Thinking About Children" (NurtureShock: Nuevo pensamientos acerca de los niños) la falta de una hora de sueño convierte a un niño de sexto curso en uno de cuarto. Para decir esto se basa en un estudio publicado en el libro que es una réplica casi exacta de otro anterior sobre más de 3.000 estudiantes de secundaria, también publicado en el libro. Obviamente esto son promedios, pero la consistencia de ambos estudios destaca. Para los niños, 15 minutos menos de sueño cuentan. 


7. Ayuda a tus hijos a que tengan un diario de gratitud 

Mira que lo he pensado veces pero aún no me he decidido a escribir un artículo sobre los beneficios de tener un diario de gratitud (sin duda lo haré) pero también funciona para los niños. Extraído también del libro NutureShock: "El doctor Robert Emmons, de la Universidad de California, pidió a sus estudiantes mantener un diario de gratitud -durante 10 semanas los estudiantes hicieron listas de 5 cosas que les habían pasado la semana anterior y de las que estaban agradecidos- Los resultados fueron sorprendentes. Los estudiantes que mantuvieron el diario de gratitud durante esas 10 semanas fueron un 25% más felices, se mostraron más optimistas sobre el futuro, y enfermaron con menos frecuencia durante el ensayo controlado. Incluso hicieron más ejercicio. En pocas palabras: Los niños que mantienen un diario de gratitud son más felices, más optimistas, y más sanos. Tan pronto como tu hijo tenga la edad suficiente, ayúdale a iniciar uno. 


No me gustaría terminar sin decir algo...

Está claro que los niños felices y bien alimentados se convierten con más facilidad en personas de éxito. Una crianza saludable crea niños más felices que son más propensos a convertirse en exitosos, adultos de éxito a largo plazo. Además, la felicidad en sí misma, para todos nosotros, es una gran ventaja en una sociedad que se centra en el alto rendimiento. En promedio, las personas felices tienen más éxito que sus homólogos infelices en todos los ámbitos de la vida. Porque se sienten mejor, se esfuerzan más y obtienen mejores evaluaciones de desempeño, tienen más carreras de prestigio, ganan salarios más altos, y también son más propensos a mantener relaciones más felices y saludables. 

¿Qué añadirías a la lista? ¿Qué más pueden hacer los padres para criar niños felices e inteligentes? ¿Qué te ha enseñado la experiencia personal? Deja un comentario y comparte tus pensamientos e ideas. Yo, como siempre, te espero en la próxima. Un gran saludo y un abrazo, Andrea.


Andrea Méndez MolláAcerca de la autora de esta entrada

Andrea Méndez Mollá. Psicóloga y autora de diversos blogs orientados a la motivación, el liderazgo y la superación personal. Además, ofrece servicios de psicología a través de sus consultas online y siempre ha tenido una cosa clara: al lado del que sufre siempre debe haber alguien que ame.

lunes, 9 de marzo de 2015

1.000 Millones de jóvenes pueden quedarse sordos por el uso del auricular

La música alta pone en riesgo la audición de más de 1.000 millones de adolescentes de todo el mundo 


El término Billón anglosajón equivale a 1.000 millones como lo entendemos en Europa
Según un nuevo estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) más de 1 billón de adolescentes y adultos jóvenes -concretamente 1.1 billones (1.100 millones)- corren el riesgo de quedarse sordos debido a un uso inadecuado de los dispositivos de audio personales, como los mp3 o los smartphones. 

El informe, que fue publicado en la página web de la OMS el 27 de febrero, señala las gravísimas consecuencias a las que se enfrenta esta generación de jóvenes amantes de la música como resultado de su constante exposición a música a alto volumen. 


¿Qué se considera peligroso?

La exposición a 85dB durante 8 horas o a 100dB durante 15 minutos o más se consideran niveles peligrosos de ruido. 

"A medida que avanzan en su vida, cada vez son más los jóvenes que ponen en riesgo su audición. Deben ser conscientes de que una vez que se pierde, la audición no vuelve. La adopción de simples medidas preventivas permitirá que la gente pueda seguir disfrutando de su vida y ocio sin poner en peligro su audición", indica en el informe el Dr. Etienne Krug, director de la OMS para el departamento de enfermedades no transmisibles y discapacidades. 
"Los datos de estudios realizados en países de renta media y alta analizados por la OMS indican que casi el 50% de adolescentes y adultos jóvenes de entre 12 y 35 años están expuestos a niveles peligrosos de sonido. Y el 40% están expuestos a niveles potencialmente dañinos de sonido en lugares de ocio y entretenimiento"


Recomendaciones de la OMS

  • Que no se superen los niveles de sonido arriba indicados
  • Que los jóvenes protejan sus oídos con tapones en lugares muy ruidosos
  • Que usen a ser posible auriculares con cancelación del ruido
  • Restringir el uso diario de dispositivos de audio personales a menos de una hora.
  • Aplicaciones de smartphones que miden niveles de escucha seguras
  • Prestar atención a las señales de pérdida auditiva y realizar chequeos regulares

Fuente: OMS 

Seguir leyendo: 


Andrea Méndez MolláAcerca de la autora de esta entrada

Andrea Méndez Mollá. Psicóloga y autora de diversos blogs orientados a la motivación, el liderazgo y la superación personal. Además, ofrece servicios de psicología a través de sus consultas online y siempre ha tenido una cosa clara: al lado del que sufre siempre debe haber alguien que ame.

Te puede interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Volver